Categorías
Retroinformática

Documentales sobre retroinformática: “La edad de oro del soft Español”

En las redes de pares hay muchas cosas… algunas interesantí­simas. Por si no lo sabí­ais, existen varios documentales sobre retroinformática alucinantes. Ahora os voy a comentar el mejor de todos lo que he encontrado, encima en castellano: La edad de oro del soft Español, del ya difunto Canal C:

Se emitió en 1999, y en él, se detalla toda la época dorada de los videojuegos Españoles desde 1985 hasta 1991, que algunos tuvimos la suerte de vivir. Con todo lujo de detalles, entrevista a protagonistas (hablo de los jefes de Dinamic, Ópera, Topolos grandes), incluso hablan con un “pirata” famoso del rastro de Madrid… y con el director de MicroManí­a/MicroHobby… todo un placer visual en forma de documental de 1 hora de duración, capturado por alguien (un tal Katala: Jobs te tenga en su gloria) y puesto por ese mismo alguien en la red P2P del edonkey (amén).

También se comentan las caracterí­sticas de los sistemas de 8-Bits de la época (entre ellos por supuesto mi amadí­simo Amstrad CPC). Es algo para descargarse y guardar como oro en paño. Un tesoro que hay que ver para entender por qué durante 6 años, España fue la élite en programación de videojuegos mundial.

¡¡No os lo perdais!!

Y como extra, un enlace a una página de Amstrad CPC realmente interesante: Amtrad-Esp

4 respuestas a «Documentales sobre retroinformática: “La edad de oro del soft Español”»

Y de vivir a fondo!
En esa época no se nos escapaba una.
Vaya club de los 8bits estabamos echos!
el que no se compraba uno se lo compraba otro…
que de tejemanejes… que de pirateo del sano!
que de cintas de simango! digo simago! jejeje!

El que ha rescatado esta joya es un héroe!

El C: era un canal realmente bueno! A mi las entrevistas me encantaban!, la de Gonzo buení­sima! Y mira que escaparseme el reportaje ese… puede que por aquel entonces no tuvieran el c: en medtelecom, donde fue visto y no visto. Eso son iniciativas y no las de los fantasmillas del interneteamano, que viven de los contenidos que hecho por otros a base de descargarse cosas de la web. Eso lo puede hacer cualquiera. Lo de hacer el tonto de esa manera ya es un don que tienen ellos.

Oye, por cierto, el chaval del viruete ese me ha dejao un poco descolocao… en una parte del comentario dice que en clase “solo” tení­an ordenador unos 8 o 9… una de dos, o era de un barrio rico o es que está hablando de ya entraos los 90s… y con la segunda época de micromaní­a ya rondando por ahí­… Porque en el colégio eramos 3 monos los que tení­amos ordenador… Poco a poco el número iba creciendo, el sanchez que tení­a MSX, algún que otro renegao con Spectrum y los flamantes cpcs que teniamos el muñoz, el Jesus, el belmonte, tu y yo… Y ya el 1512 del Agulló… y el XT mio… porque el fran por aquella época ya estaba comprándose el pentium, no? jejeje!

La verdad es que en nuestro colegio estaban un poco desfasaos. Todaví­a me acuerdo de aquel que me decí­a que los juegos se borraban cuando los cargabas 5 veces, del que me dijo que si ponias un AudioCassette te salia en la pantalla el video del cantante, etc… (sic)

Jejeje! Esa del cantante no la habí­a oido yo! :- )

Hombre esos casos no eran únicos de nuestro colégio, que en diferentes versiones estaban circulando por ahí­… Eran leyendas urbanas alimentadas de ver pelí­culas donde un ordenador doméstico te daba control sobre el mundo.

Aún me acuerdo de mi primo diciendo que cuando salí­a game over habí­a que meter cinco duros por la rejilla de ventilación… no era espabilao ni na el tio! jejeje!

Yo, con menos malicia, allá por el 84/85, recién comprado el cpc “de importación”, me pasé casi toda una mañana escribiendo “¿Cada cuantos años pasa el cometa Halley?” en todas las combinaciones imaginables y tragándome un “syntax error” tas otro… habrá que ponerlo de otra forma pensaba yo…

jajajaaj eso me recuerda a cuando yo pensaba que los programas en basic no podian tener más de 25 lí­neas porque cuando llegabas al final de la pantalla desaparecí­a la primera… el comando list fue todo un hallazgo para mí­…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.