Categorías
Retroinformática

18 Cuatrodoces

Si os fijais en la fecha de hoy (4 del 12 de 2005) quizás os deis cuenta que hoy hace 18 años que me compré mi primer ordenador, un Amstrad CPC 464. El hecho de que mi blog se llame como la fecha de dicha compra deja bien claro lo importante que fue el CPC en mi vida. Yo diria que quizás, es uno de los acontecimientos más importantes de todos los que me han pasado, ya que gracias a ello, descubrí­ que mi vocación era la informática. Aunque quizás lo más importante, es que una de mis pasiones también lo es.

Hace 18 años, tal dí­a como hoy, yo todaví­a estaba en el colegio. Era viernes, 4 de Diciembre de 1987, y cuando a las 17:00 terminaron las clases no tení­a muy claro si acabarí­a el dia con ordenador nuevo. En aquella época, los ordenadores eran muy poco conocidos, aunque yo tuve la suerte de coincidir en el cole con alguna gente que ya tení­a uno. La decisión de comprarme un Amstrad CPC en lugar de un Spectrum, MSX o Commodore estuvo marcada porque mi amigo Sergio ya tení­a uno, y me encantó.

Cuando mi padre dijo que esa misma tarde iriamos a por el ordenador, casi me muero de la alegria. A las 20 y poco ya estábamos toda la familia en el coche, en plan acontecimiento familiar. Cuando llegamos a la tienda de electrodomésticos, el dependiente nos enseñó varios, aunque desde el primer momento yo tení­a bien claro cual me llevarí­a. Habí­a un CPC enchufado con el mí­tico y cutre “Animal, Vegetal y Mineral” que trasteé un poco.

Aquel dia y siendo yo bastante niño como era, nos fuimos de cena con mis vecinos. Con la emoción de la compra, al volver del resturante mi vecino Adrián y yo pedimos un “permiso especial” para que mis padres nos dejaran quedarnos hasta tarde probando los juegos que Sergio me habí­a dejado. Recuerdo que se nos hicieron las 2 o las 3 de la mañana jugando al Saboteur. Nunca olvidaré esa noche.

Luego vendrian los cambios de juegos, los interminables listados de revistas que tecleaba pacientemente, la doble pletina, las cintas ví­rgenes de 60 y 90, el impresionante joystick Telemach y una pistola de luz Gunshot, los demás amiguetes que se iban comprando CPC’s, la MicroManí­a, las MicroHobbys (que envidia le teniamos los usuarios de Amstrad a sus cintas de demos), las Amstrad Sinclair Ocio, una impresora Amstrad DMP 3160, la época dorada del Software Español

Aquellos años fueron increibles. No hay diciembre que no recuerde con nostalgia aquella tarde, hoy hace 18 años.
Y todas las que vinieron después.

Espero que os guste el nuevo banner que lleva el blog (visitadlo un segundo si leeis ésto con un lector de feeds) y todos los que iré publicando a lo largo de los próximos 7 dias.

Como regalo de cumple, cada dí­a de ésta semana habrá un post de retroinformática dedicado a mi Amstrad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.