Kindle Paperwhite, análisis
El popular lector de libros digitales de Amazon se renueva con características que lo alejan de su competencia. ¿Es realmente el eReader definitivo?

Desde su primer modelo, lanzado el 19 de Noviembre de 2007, el Kindle de Amazon ha conseguido convertirse en uno de los e-readers más populares del mercado: sus buenas características, su ajustado precio (quizás más a partir de su segunda generación) y sobre todo, el inmenso catálogo de libros digitales de Amazon, han catapultado las ventas de un dispositivo que puede considerarse el catalizador de las ventas de libros electrónicos.

Durante cinco generaciones, Amazon ha mejorado acertadamente el diseño del Kindle con mucho éxito

Sólo han pasado cinco años desde aquel primer modelo que hoy en día nos resultaría ya tosco y enorme, y durante cinco generaciones, Amazon ha ido introduciendo mejoras sobre todo a nivel de diseño para que el dispositivo sea más intuitivo y más ligero. La pantalla también ha mejorado con el tiempo, siempre teniendo en cuenta el poco margen de cambio que tiene la tecnología de tinta electrónica. Desde la primera pantalla del Kindle original en 4 tonos de gris, a las actuales Pearl e-Ink de 16 tonos, la compañía también ha sabido acelerar la carga de las pantallas y dotar a los últimos dispositivos de una interfaz más cercana a las tablets que a los lectores digitales, todo un acierto ya que hoy en día lo táctil predomina en casi todos los ámbitos de los dispositivos portátiles.

En mi caso, soy usuario del Kindle desde antes de la llegad de Amazon a España, con el modelo de tercera generación (el de teclado incorporado), que me sorprendió por su versatilidad, comodidad de lectura y sobre todo, por la capacidad de volver a engancharme a la lectura. Ahora, con la llegada del Kindle Paperwhite, Amazon da otra pirueta sobre su concepto y lo califica como “el mejor Kindle que hemos creado”.

Unboxing

La caja con la que se envía el Kindle hace la vez también de contenedor del producto. Mediante la apertura tipo sobre, la tapa superior de abre mostrándonos directamente el dispositivo y unas guías básicas de uso. Es una caja robusta, diseñada para ser utilizada como medio de transporte y que protege perfectamente el producto.

El contenido total consta del susodicho Kindle Paperwhite, dos pequeños libretos de documentación (aquí no hay manzanitas) y un cable micro-USB que nos servirá tanto para cargar libros, como para cargar su batería. Amazon no incluye ningún adaptador USB a corriente eléctrica, aunque podremos usar alguno que tengamos por casa (iPhone, iPad…) o directamente cargarlo en el ordenador.

En mi opinión, Amazon no incluye el cargador USB para no tener que empaquetar el producto dependiendo del país de venta: el Kindle que se vende aquí es exactamente el mismo que se vende en otras partes del mundo, sin variar el contenido de su caja. El idioma lo configuramos cuando conectamos por primera vez el dispositivo, que adaptará su interfaz a las características de nuestro país.

Diseño

Ligero y cómodo en la mano, aunque los materiales de construcción son mejorables aún

El aspecto físico de éste Paperwhite es muy similar al Touch de la generación anterior, pero se parece todavía más al Kindle Fire de la actual. Leí en alguna review estadounidense que visto por detrás, puede llegar a confundirse con su hermano mayor. La pantalla está incrustada en un borde de plástico negro (no gris como en el Touch), y toda la parte trasera tiene un tacto suave pero rugoso que lo hacen muy cómodo en las manos. Aunque me sigue sorprendiendo (en el anterior también pasaba) la increíble facilidad para las huellas que tiene este material, que se puede solventar protegiéndolo con una funda.

Como siempre comento en mis análisis en Applesfera de dispositivos móviles, el peso es un factor determinante a la hora de evaluar un dispositivo portátil. En esta ocasión, el Kindle no defrauda y se mantiene en los 212 gr de peso, por lo que la lectura con una sola mano es tremendamente fácil. El iPhone 5 pesa unos 112 gr, y el iPad mini llega hasta los 308 gr, para que os hagáis una idea.

Una de las características del Paperwhite es que prácticamente carece de botones, ni siquiera los de avanzar o retroceder página. Todo ello se realiza desde la pantalla táctil. Sólo encontraremos el inevitable botón de encendido y apagado en la parte inferior, junto a la entrada micro-USB. Con los botones también hemos perdido los altavoces externos y la entrada de audio para auriculares, que este modelo no ofrece.

La pantalla

Realmente la joya de la corona de un dispositivo de estas características. Como ya he comentado, la tecnología de tinta electrónica no ha variado mucho a lo largo de los años, en el caso de los Kindle, sólo se mejoró la profundidad de degradados de gris a mostrar en pantalla. Sin embargo, Amazon ha introducido novedades en este Paperwhite que lo sitúan muy por encima de la media, empezando por su fantástica resolución con 221 pixeles por pulgada (las generaciones anteriores tenían 163), que prácticamente hacen imposible distinguir una hoja impresa de algo que muestre esta pantalla.

La nueva pantalla es rápida, con una resolución impresionante y una interfaz que sabe sacarle provecho

La velocidad en las transiciones y en el refresco también ha sido mejorada drásticamente, cosa que se hará más evidente si ya hemos sido usuarios de cualquier otro lector digital. El paso de una página a otra transcurre sin parpadeos, simplemente las letras anteriores de toda la pantalla desaparecen y aparecen las de la nueva página, en mucho menos de un segundo. La velocidad de refresco también mejora enormemente la nueva pantalla capacitiva del Kindle, muy “a lo tablet”, y pulsando sobre cualquier elemento de la interfaz de la pantalla se consigue una respuesta inmediata y un cambio perfecto. Desde los deslizadores del brillo, hasta el uso del teclado táctil, una de las cosas que más me ha impresionado: tecleo a la misma velocidad que en un iPad, por ejemplo. Y eso, en una pantalla de tinta electrónica, es ganar muchos puntos.

Otra de las características estrella del nuevo Paperwhite es la iluminación incorporada, que Amazon ha añadido en este modelo mediante un ingenioso sistema de emisores de luz con diodos y una guía de luz por nanoimpresión que se encarga de distribuirla por toda la pantalla. El resultado es una agradable luz totalmente ajustable en cualquier momento, que hará que podamos leer sin problemas a pleno sol o en una habitación totalmente a oscuras. La ventaja de esta pantalla es que la luz se diluye por la pantalla, no se proyecta directamente a los ojos como sucede en las pantallas retroiluminadas, haciendo que la vista no se canse con la lectura.

Algunos usuarios se han quejado de una zona de sombras en la parte inferior, la zona donde los diodos emiten la luz hacia la pantalla. En mi modelo, sí que se aprecian esas sombras pero no son un problema de la pantalla, sino algo inherente a la tecnología utilizada. De hecho, en la propia página de Amazon nos enseñan el dispositivo bajo diferentes condiciones de luminosidad y en sus fotos también se pueden observar esas “sombras”. Son bastante tenúes (se marcan más a mayor cantidad de luz en la pantalla) pero en mi opinión no dificultan o molestan en absoluto la lectura.

Respuesta de la interfaz y batería

Un punto que quería destacar de este modelo es la mejora en el sistema operativo del nuevo Paperwhite: tal y como he comentado, más propio de los tablets actuales que de un lector de libro electrónico. La nuevas vistas por portada, la facilidad para acceder a los controles en cualquier momento y la increíble rapidez para actualizar cualquier elemento de la interfaz con nuestra interacción, podrían hacernos olvidar que estamos ante un producto basado en tinta electrónica. El sistema operativo también incluye un navegador web experimental que funciona bastante bien, aunque su uso es meramente anecdótico y no deberías pensar en utilizarlo habitualmente como una característica más.

La respuesta de la pantalla, sin duda, también ayuda mucho ya que responde perfectamente a cualquier pulsación de nuestra mano, obedeciendo a gestos como mover el carrusel de libros deslizando el dedo de lado a lado o pellizcando la pantalla para agrandar o hacer más pequeña la letra. Es muy intuitivo, y no creo que nadie tenga muchos problemas en utilizarlo aunque no sea un usuario muy activo en el mundo de la informática.

La batería también es un punto fuerte de los lectores de tinta electrónica, ya que estos dispositivos sólo gastan cuando se produce un cambio en la pantalla, al no tener que mantener con energía constante los puntos de la pantalla una vez que se han dibujado. En el caso del Paperwhite, la batería además se utiliza para la iluminación de los leds de la pantalla. Amazon promete unas 8 semanas de batería, pero con letra pequeña: usándolo media hora al día, y con el Wi-Fi desconectado. No he podido probarlo durante tanto tiempo como para evaluarlo detalladamente en este sentido, pero el comportamiento en el día que llevo con él es magnífico: llegó con media carga y a pesar de usarlo intensivamente en las últimas 24 horas, no parece haberse descargado nada, parece prometedor. Cuando lleve con él más tiempo, actualizaré esta entrada con mis impresiones.

Accesorio indispensable: una funda

La funda es imprescindible si vamos a utilizar el Kindle en exterior

Al igual que en mi anterior Kindle, una funda me parece bastante importante para transportar y utilizar este tipo de dispositivos. En mi caso, para protegerlo del uso que le doy en verano (playa, piscina, pleno sol) y para que si lo llevamos en un maletín, bolso o maleta, no se manche o se estropee. Modelos de fundas hay muchas donde elegir, casi la que encontréis para un tablet de 7″ os servirá (a pesar de que el kindle es de 6″). En mi caso, he vuelto a optar por la oficial de Amazon para el Paperwhite (34,99€), más cara de las genéricas pero que ya me demostró mucha calidad en mi modelo anterior. En un discreto color negro ónix.

La funda, fabricada en cuero y envolviendo a una base de plástico para encajar el Kindle, es ligera y muy cómoda de llevar. El material no se ensucia mucho y algo que me gusta mucho: el Kindle queda totalmente encajado en la base, de forma que está protegido por todos sus lados (excepto la zona de carga USB inferior) lo que nos aporta más seguridad a salvo de arena, golpes, arañazos y demás percances.

Otra de las características de esta funda es que Amazon le ha incorporado algo familiar para los usuarios del iPad: un cierre magnético que además bloquea la pantalla al cerrar, y la desbloquea al abrir. Ni siquiera nos hará falta pulsar el botón de encendido inferior para utilizar nuestro Paperwhite. La tapa se puede voltear hacia atrás sin problemas para leer cómodamente en la mano. En definitiva: os recomiendo su compra si le vais a dar mucho uso, o usos “arriesgados” ya que a la larga lo agradeceréis.

No es un iPad

A la izquierda, iPad mini. A la derecha, Kindle Paperwhite.

Un tablet es versátil, y “bueno” a la hora de leer libros electrónicos; un Kindle es la mejor forma de leerlos pero su uso se limita a ese

Una de las conversaciones recurrentes cuando alguien me ve con un Kindle, es “¿pero tú no tienes un iPad para eso?”. Sí y no. Son cosas totalmente distintas, que la gente tiende a confundir: un iPad es un tablet y un Kindle es un lector de libros electrónicos. Las finalidades de ambos son completamente distintas, aunque algunos usos puedan solaparse. Un tablet (llamémosle iPad) está pensado para muchas cosas a la vez: navegación web, música, vídeos, juegos, aplicaciones y también, puede utilizarse como lector de libros. Un lector de libros electrónicos (llamémosle Kindle) es la mejor forma que existe para leer libros digitales, y su uso se concentra ahí.

Si sólo podéis comprar un dispositivo, evidentemente yo compraría un iPad. Por su versatilidad y por todo lo demás. Si ya tenéis un iPad, pero queréis leer en sitios al sol, lugares donde una pantalla de tablet no se lea bien o sois lectores asíduos: comprad un Kindle.

Mi opinión

El campo de los libros electrónicos tiene muy poco margen para evolucionar, pero Amazon ha sabido darle una vuelta de tuerca a su aclamado Kindle con este modelo: las novedades como la pantalla retroiluminada, las mejoras en la densidad de la pantalla o la magnífica respuesta y velocidad de la nueva interfaz me llevan a pensar que éste Kindle Paperwhite es el mejor lector de libros electrónicos que se puede comprar hoy en día, a muy buen precio: 129€ el modelo Wi-Fi y 189€ el modelo 3G. Os recomiendo el modelo Wi-Fi ya que la conexión a Internet no se utiliza tanto en movimiento aquí como en un tablet, y en cualquier caso, siempre podremos compartirla desde nuestro smartphone.

En Amazon.es | Kindle Paperwhite, pantalla de alta resolución de 6″ (15cm) con luz integrada y wifi
En Amazon.es | Funda de cuero Amazon para Kindle Paperwhite, color negro ónix (sólo sirve para el Kindle Paperwhite)

, , ,

  • Jesús Chamizo

    Pedro:

    Que bien que vuelvas a retomar el blog. Y esta reentre me viene al pelo, pues quiero renovar mi Papyre y estaba dudando entre el modelo básico del Kindle, con el que he podido trastear un poco, y este otro, que no se porque no acababa de gustarme por el tema de la iluminación de la pantalla. Al final, me has convencido y ya está pedido. Lo único malo es que no lo tendré hasta finales de enero O_o (luego nos quejábamos hace unos años de la disponibilidad de los productos de Apple)

    Un saludo

  • Gracias Jesús! Los tiempos de espera parece que se van a eternizar un poco, pero sin duda es un buen producto, seguro que lo disfrutarás mucho. Saludos!

  • Muy buen análisis, muy completo. Me interesa conocer la experiencia de usuarios reales al utilizar la iluminación de la pantalla del Kindle. Es una de las principales novedades, y aunque en principio suena muy prometedora, tengo curiosidad por ver si realmente no molesta la vista. He probado el Nook GlowLight y el sistema de iluminación funciona bien, aunque el del Kindle promote ser mejor.

  • olga

    ¿Es compatible con el idioma ruso, para descargar los libros rusos?

  • Hola Olga, según las especificaciones originales de Amazon, el idioma ruso no está soportado aún. Sólo inglés, portugués, Francés, Alemán, Italiano, Japonés, Chino y Español…

  • En el blog de tecnología Teknofilo.com también hemos hecho un análisis en profundidad del Kindle Paperwhite, por si lo queréis ver: http://teknofilo.com/analisis-del-kindle-paperwhite-wifi/