cuatrodoce

Blog personal de Pedro Aznar

Navigation
CATEGORY: Videojuegos

PlayStation 4, aterrizaje forzoso

Existía gran expectación por el PlayStation Meeting 2013, donde Sony acabó “presentando” ayer la PS4, que muchos aficionados a los videojuegos esperábamos como abanderada de la nueva generación (Wii U va un poco por libre, en mi opinión). Ojo porque he puesto “presentando” entre comillas, y es que a la compañía nipona no nos mostró la consola física en ningún momento. Ni siquiera un esbozo. Tan sólo vimos el nuevo mando.

Esto, pensaréis, no es determinante para una consola de videojuegos donde prima lo que es capaz de hacer. Sin embargo, no sólo no nos mostraron la consola, tampoco nos explicaron que aportaba (más allá de las especificaciones técnicas, demasiado ambiguas, por cierto). Nos enseñaron el mando pero no cómo interactuaba con la consola, vimos un acercamiento muy pobre al nuevo PS Eye, que además fue mal introducido en una parte de la presentación donde muchos nos preguntamos qué demonios estaban haciendo.

Conectar con nosotros

A pesar de que los videojuegos marcaron una época importante en mi vida, mi punto de entrada a la informática, desde el declive de las consolas de 16-Bits no les prestaba mucha atención.

Supongo que sería porque no me aportaban mucho. Nunca he sido muy de juegos casual, prefiero sentarme a jugar con algo que aporte “algo más”. En mi opinión, el mejor videojuego en la historia de la informática es “La Abadía del Crimen”. Perfecto en todos los sentidos, situado en la época en la que se creó y con los medios disponibles. Ningún juego ha sorprendido a ese nivel teniendo en cuenta el marco tecnológico en el que surge.

Sin embargo, desde que compré la XBox360, y hace unos meses, una PS3, he entendido que la industria ha evolucionado hacia un punto de convergencia que parecía clara: Videojuegos con una historia y trasfondo de auténtica película de cine.

La historia ya es importante. De hecho, la historia en algunos juegos es lo más importante. Gracias a este cambio, los jugadores perciben emociones y se transmiten sensaciones que van mucho más allá (y en mi opinión, que llegán mucho más) que una vibración en un Pad, o un sonido 5.1.

Alan Wake, Heavy Rain, Uncharted 2… Auténticas joyas, ya no sólo por el apartado tecnológico, (echad un vistazo a la captura del protagonista de Heavy Rain extraída directamente del juego) sino también porque “conectan” con el jugar como hace años (quizás como nunca) han conseguido conectar. Y para ello, utilizan toda la potencia tecnológica de hoy en día simplemente para hacernos sentir emociones.

Al fin y al cabo… también por eso nos gustan tanto los Mac. Nos olvidamos de la tecnología porque lo que de verdad importa es esa sensación cómoda (y esa media sonrisa) que tenemos cuando nos damos cuenta de que todo ésto está aquí para conectar con nosotros.

There are no more results.