cuatrodoce

Blog personal de Pedro Aznar

Con la puesta en público ayer del primer vídeo de jOBS, la película sobre los primeros años de Steve Jobs en Apple (recordemos que vendrá otra dirigida por Aaron Sorkin y producida por Sony), comienzan a llegar los titubeos sobre los que nos espera. En la entrada donde anuncié la disponibilidad del vídeo, los lectores de Applesfera no acababan de encontrarle el punto, muy al contrario que yo. En sólo un minuto es difícil evaluar un papel, pero en mi opinión, el camino está trazado.

El problema con Ashton Kutcher es su popularidad. Además su aspecto físico apenas varía entre los diversos papeles que interpreta, y eso da una sensación de repetición que un personaje tan carismático como Jobs no puede permitirse. Sin embargo, a pesar de esta similitud física evidente con otras películas, vi un Kutcher centrado con buenos gestos e incluso un tono de voz muy cercano al original.

No nos engañemos. La película no es un concurso de imitadores, y lo más importante de ella no es Kutcher, ni su grado de mimetismo con el genio, sino la historia en sí. La construcción del personaje con la energía suficiente como para crear algo tan importante como Apple. Creo que la fuerza del joven Jobs “real” se puede ver efectivamente en uno de los vídeos de las reuniones de su época en NeXT:

La combinación de todos los elementos, del marco de la historia, de la capacidad de conectar con nosotros que tengan los actores y de la verosimilitud de la narración, es quien decidirá si la película empatiza con lo que los aficionados a Apple esperamos de ella o no.

Mientras esperamos hasta Abril para averiguarlo podemos ir visitando la web oficial, que aunque sigue en construcción, ya nos permite ver un pequeño teaser, en formato imagen. Me ha gustado bastante, y lo he traducido acompañando esta entrada. “Cambiar el mundo” son palabras mayores, y aunque ciertamente Jobs y Apple lo hicieron, sólo nos queda comprobar si la película nos convence también de ello.


Navigation